sábado, 7 de marzo de 2009

El Papa ofrece a la Santísima Virgen como modelo para los jóvenes

El Papa Benedicto XVI ofreció este lunes a la Virgen Inmaculada como modelo para los jóvenes, "joven mujer, llamada a arriesgarlo todo por la Palabra del Señor", durante el tradicional acto de veneración que todos los años la Ciudad de Roma celebra ante el monumento a la Virgen en la Plaza de España.
El Papa propuso a la Virgen como "madre amorosa para los jóvenes", y pidió su intercesión para que éstos "tengan el valor de ser 'centinelas de la mañana'"; así como para "todos los cristianos para que sean alma del mundo en esta época no fácil de nuestra historia".
La Virgen, añadió, "es para todos signo de segura esperanza y consuelo", pues "nos ayuda a creer con más confianza en el bien, a apostar por la gratuidad, por el servicio, por la no violencia, por la fuerza de la verdad; nos anima a permanecer despiertos, a no ceder a la tentación de evasiones fáciles, a afrontar la realidad, con sus problemas, con valor y responsabilidad".
Benedicto XVI se refirió a esta advocación de la Virgen tan querida para los católicos y especialmente tan venerada en Roma, y recordó que aunque el dogma no se proclamó hasta 1854, "la convicción sobre la inmaculada concepción de María existía ya muchos siglos antes".
Recordó también, con motivo de la clausura del 150 aniversario de las apariciones de Lourdes, que ése fue el título con el que la "hermosa Señora" se dio a conocer a santa Bernardette, confirmando el contenido del dogma proclamado unos años antes por Pío IX.
En referencia a la tradicional entrega, en ese día, de un cesto de rosas blancas por parte del Papa a la Virgen, Benedicto XVI explicó que esas rosas simbolizan no sólo "lo bello", sino también "las espinas, que para nosotros representan las dificultades, los sufrimientos, los males que marcan las vidas de las personas y de nuestras comunidades".
A la Madre "se presentan las alegrías, pero se confían también las preocupaciones, seguros de encontrar en ella conforto para no abatirnos, y apoyo para seguir adelante".
"Como un hijo eleva los ojos al rostro de su mamá y, viéndolo sonriente, olvida todo miedo y dolor, así nosotros, volviendo la mirada a María, reconocemos en ella la "sonrisa de Dios", el reflejo inmaculado de la luz divina, encontramos en ella nueva esperanza incluso en medio de los problemas y los dramas del mundo", añadió.
Finalmente, el Papa ofreció a la Virgen a la Ciudad de Roma, "especialmente a los niños, sobre todo a aquellos gravemente enfermos, a los chicos desfavorecidos y a quienes sufren las consecuencias de situaciones familiares duras".

jueves, 26 de febrero de 2009

Un regalo de Dios

Sin duda el martes 24 y el miércoles 25 (Miércoles de ceniza) de febrero han sido un regalo de Dios.
Tuve la gracia de poder estar estos dos días en el monasterio Trapense de Miraflores (ubicado al interior de Rancagua) donde se encuentra mi gran amigo; el Hermano Alexis Maldonado. Fueron dos días de intensa oración y recogimiento, en la cual el contacto con Dios es inminente debido a la paz y armonía que sólo un ambiente monástico puede dar.
En la mañana del día martes fui recibido con una cariñosa acogida, me ubicaron en la que sería mi habitación, me mostraron las partes a las cuales podía acceder y a las que no, para respetar la vida de clausura. Era ya la hora de sexta (12:15) la cuál se reza en la hermosa y acogedora capilla del lugar, luego de eso pasamos al almuerzo (12:45) en donde al entrar al comedor al frente mío se encontraba mi gran amigo el hermano Alexis, vestido con su hábito blanco y escapulario del mismo color, siempre con su cabeza rapada y su mirada de profunda tranquilidad. Fue una emoción que me es muy difícil de explicar.
Si bien es cierto almorzamos en el mismo comedor no pudimos cruzar palabras; debido a que los huéspedes son ubicados en un sector especial del comedor y la comida es en silencio ya que mientras se come uno de los hermanos se sube a una especie de tarima implementada con un micrófono y un asiento desde dónde se lee la vida de algún santo; en esta oportunidad se leían las cartas de Teresa de Calcuta.
Mientras tanto con el hermano Alexis cruzábamos miradas muy emocionadas por ver el uno al otro. La posibilidad de hablar con él la tendría el día Miércoles de ceniza después de la oración de nona (14:15).
Las piezas de la hospedería llevan nombre de algún Santo, curiosamente a mí me tocó la habitación llamada San Bernardo y mi nombre se encontraba pegado en la puerta.
Fue un día de mucha paz, oración y lectura espiritual. Debo reconocer que me costó manejar la ansiedad esperando el tan anhelado encuentro con el Hermano Alexis.
A las 19:30 rezamos Completas la última oración del día que se realiza antes de ir a dormir. a las 20:00 ya me encontraba en mi habitación intentando conciliar el sueño, tarea que no fue fácil, debido a que los últimos rayos de sol se colaban suavemente por las cortinas de mi ventana.
El día para los monjes Trapenses comienza a las 3 de la mañana y así fue como faltando 5 minutos para las tres de la madrugada mi despertador me avisaba que ya era hora de ir a la capilla.
Eran las 3:15 am cuando hacen ingreso lenta y suavemente todos los monjes a tomar posición para disponerse a comenzar la vigilia de todos los días. La escena es muy emocionante y conmovedora; el ver a los monjes vestidos con su hábito y su capucha en la cabeza haciendo ingreso en absoluta penumbra, tan sólo la luz de color rojo anunciando la presencia de Nuestro Señor Sacramentado, es una de esas escenas que dudo que algún día pueda borrar.
Cada salmo es rezado y meditado de una forma muy especial, que es imposible no sumarse a la contemplación de cada palabra.
Luego a las 6:15 de la mañana tuvimos la Santa Misa de Miércoles de ceniza la cuál fue presidida por el Padre Jesús; prior del monasterio el cuál con palabras muy sencillas y con una pronunciación lenta y clara de su homilía nos exhortó a la conversión y a entregarnos por completo al Señor.
Pasó la mañana y llegó una de las horas que tanto esperaba. Faltando 7 minutos para las 15:00horas, hacía ingreso a la sala de estar de la hospedería acompañado de su maestro espiritual, el Hermano Alexis a paso lento y muy tranquilo; (cómo es muy característico de allá)
Un apretón de manos y un fuerte abrazo fue el saludo que dio inicio a este encuentro de dos horas que tendríamos para reír, emocionarnos y hablar temas de mucha profundidad.
Sin duda que estos dos días fueron un regalo del Señor, mi amigo, el Hermano Alexis está muy tranquilo, muy feliz, y con un crecimiento espiritual inmenso.
Quiero ahora hacer extensivo a todos quienes lean este artículo a recibir los fraternales saludos que el hermano Alexis envía, en especial y con mucho cariño, que es como recuerda a su comunidad, San Alberto Hurtado.
Encomendemos al Hermano Alexis en nuestras oraciones y no cesemos de seguir orando para que el Señor su cite muchas y santas vocaciones en nuestra querida Parroquia.
En Cristo Jesús Jóvenes Marianos

lunes, 23 de febrero de 2009

Miércoles de ceniza

El Miércoles de Ceniza es día de ayuno y abstinencia. Los Viernes de Cuaresma son días de abstinencia. Ayunar por ayunar no tiene sentido y no hace a la gente mejor... Sobre todo en un mundo en que muchos ayunan, no porque es Cuaresma, sino porque no tienen qué comer. Abstenerse de comer carne es un signo que tiene su importancia por lo que significa.
El ayuno y la abstinencia son "signos de conversión". No son "la conversión".
El ayuno es signo de que tú: - quieres "ayunar de pecados" - te solidarizas con los hambrientos - prefieres el pan de la Palabra - frenas el consumismo - quieres compartir lo tuyo.
La abstinencia es signo de que tú: - quieres abstenerte del pecado - no te comes el pan de los pobres - te "mantienes en forma" por dentro.
Lo que interesa es cambiar el corazón.

martes, 17 de febrero de 2009

sábado, 24 de enero de 2009

Mensaje del papa a los jóvenes de la generación digital

CIUDAD DEL VATICANO, viernes 23 de enero de 2009. Benedicto XVI ha escrito su primer mensaje a los jóvenes de la generación digital, los que se han criado con los videojuegos y han aprendido a escribir con Internet, algo que constituye "un auténtico giro", constata el arzobispo Claudio Maria Celli.
El presidente del Consejo Pontificio para las Comunicaciones presentó este viernes el mensaje de Benedicto XVI para la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales, que normalmente se celebrará el 24 de mayo de 2009, en una sala de prensa del Vaticano llena hasta los topes por unos 200 periodistas, con 24 televisiones cubriendo el evento.
El tema que el Papa desarrolla en esta ocasión es "Nuevas tecnologías, nuevas relaciones. Promover una cultural de respeto, de diálogo y amistad".
"Cada mensaje que acompaña la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales tiene su historia, pero no creo que exagere demasiado si afirmo que nos encontramos, en esta ocasión, ante un auténtico giro", comenzó constatando en una presentación realizada con vídeo proyección de las frases más impactantes del texto.
"El mismo tema nos guía en el camino de la novedad, pues no sólo pone en el centro las nuevas tecnologías, sino que explora los efectos y lo hace dirigiéndose en particular a la generación digital, interpelando así de manera particular a los jóvenes", añadió el prelado.
Entre las particularidades de este mensaje, monseñor Celli indicó "cómo a través del mundo de la comunicación, el Santo Padre ofrece un panorama amplio de la vida y de los comportamientos de una realidad juvenil cada vez más atraída y cada vez más a su gusto con las nuevas tecnologías".
"El mensaje subraya los valores que se dan en este ambiente, comenzando por la amistad y una nueva red de relaciones que ahora hacen posible precisamente las nuevas tecnologías".
"Pero no solo --añadió el prelado italiano--: el campo de los beneficios se amplía también a las esfera de los afectos familiares --las familias pueden cancelar más fácilmente las distancias--, así como al estudio y a la misma investigación científica que se beneficia al caer continuamente las barreras del trabajo compartido a distancia".
"Estamos realmente ante un mundo nuevo, que se explora no tanto abriendo los ojos de par en par ante las nuevas conquistas, sino abriendo el corazón a la esperanza frente a las grandes posibilidades que se vislumbran para el bien común".
"Este hecho resalta todavía más si pensamos que el mensaje advierte también, con realismo, ante los peligros ligados no solamente a un uso distorsionado de los medios, sino al desequilibrio de su posible uso; pensamos en la 'brecha digital' que tanto preocupa porque las nuevas tecnologías son recursos primarios para el desarrollo y la promoción del ser humano."
"Quizá nunca antes un mensaje había sido ni tan fuerte ni tan exigente", concluyó el prelado.

jueves, 1 de enero de 2009

video

1° de enero Santa María, madre de Dios

La Iglesia Católica quiere comenzar el año pidiendo la protección de la Santísima Virgen María. La fiesta mariana más antigua que se conoce en Occidente es la de "María madre de Dios". Ya en las Catacumbas o antiquísimos subterráneos que están cavados debajo de la ciudad de Roma y donde se reunían los primeros cristianos para celebrar la misa en tiempos de las persecuciones, hay pinturas con este nombre: "María, madre de Dios"
qué hermoso repetir lo que decía San Estanislao: "La madre de Dios es también madre mía". Quien nos dio a su madre santísima como madre nuestra, en la cruz al decir al discípulo que nos representaba a nosotros: "He ahí a tu madre", ¿será capaz de negarnos algún favor si se lo pedimos en nombre de la Madre Santísima?
Al saber que nuestra madre celestial es también madre de Dios, sentimos brotar en nuestro corazón una gran confianza hacia ella.